martes, 1 de septiembre de 2009

Tanzania: el Kilimanjaro

Hola a todos. El pasado 22 de agosto hice cumbre en el Kilimanjaro, volcán de 5.895 metros, de altitud, la montaña más alta de África, la 4ª montaña del mundo en la clasificación de prominencia y una de las montañas más grandes del mundo en cuanto a extensión. Subir al Kilimanjaro no representa ninguna dificultad técnica, a no ser que se suba por las rutas directas del Glaciar Arrows o la ruta Messner (Breach Wall). En este caso escogí la ruta Machame, que se ha puesto últimamente de moda por quienes huyen de la turística y cómoda ruta Marangu (ruta Coca-cola).

La ruta Machame parte de la Machame Gate a 1.790 m. de altitud. El traslado se hace en vehículo desde el cercano pueblo de Moshi, capital de la provincia de Kilimanjaro. Las faldas del Kilimanjaro están llenas de cultivos y plataneras bajo una capa de nubes que impide ver la montaña. Conforme ascendemos nos adentramos en una espesa selva tropical.


Conforme vas subiendo entras en la capa de nubes que parecer estar instalada permanentemente en la mitad de la montaña. Este es el aspecto típico del bosque lluvioso durante 1.000 metros de desnivel.

Primera imagen del Kibo (5.895 m.) saliendo del bosque entre las nubes y antes de llegar a Machame Camp (3.000 m.), donde se hace noche. El Kilimanjaro se divide en tres picos: Kibo, el más alto, Mawenzi y Shira.

Segundo día. Camino de Shira Camp entre brezales cubiertos por lo que allí llaman Barbas de Español. Después de los 1.200 metros de desnivel de ayer ahora toca una etapa más corta para ahorrar fuerzas y favorecer la aclimatación. Aquí el tema de los campamentos y las etapas lo tienen muy medido y controlado.

Antes de llegar a Shira Camp las nubes desaparecen para dejarnos ver está panorámica. Se aprecia la escasez de nieve. Las eternas nieves del Kilimanjaro desaparecen a un ritmo vertiginoso por el calentamiento global y la reciente actividad volcánica registrada.

Shira Cave (3.800 m.), un cenajo donde se refugiaban los porteadores antiguamente, cuando las tiendas de campaña eran sólo para los clientes. Aquí se encuentra Shira Camp, el segundo de los campos de subida donde haremos noche.

Shira Plateau, gran meseta donde pueden apreciarse coladas de lava. Al fondo el pico de Shira (3.962 m.), el más bajo de los tres que componen el Kilimanjaro.


Tercer día. Lava Tower, la Torre de Lava (4.600 m.). Una antigua chimenea modelada por la erosión. La gente que va justa de fuerzas puede evitar su subida y tomar un pequeño atajo hasta el siguiente campamento.

Vista desde lo alto de Lava Tower. Para subir aquí hay unos pequeños pasos de escalada de nivel III+.

Vista de Lava Tower camino de Barranco Camp.

Vista del Glaciar Arrows, por donde discurre una ruta directa de ascenso. Un día bastante desapacible.


Bosque de senecios gigantes del Kilimanjaro, una planta bastante extraña y endémica. Al fondo se ve Barranco Camp (3.800 m.), donde haremos noche. Vamos subiendo y bajando para favorecer la aclimatación.

Vista de la gran pared Barranco Wall. En este punto las dimensiones de todo son gigantes.
Cuarto día. Nada más salir de Barranco Camp comienza una pensosa subida que tiene como recompensa unas impresionantes vistas.
Otro bosque de senecios gigantes.

Camino de Barafu Camp por un paisaje de altura típicamente alpino. La cercanía al ecuador y las condiciones climatológicas de la zona permiten que la vegetación alcance mayor altitud que en otras zonas, pero todo tiene un límite.

El Mawenzi (5.149 m.), otro de los tres picos del Kilimanjaro, visto desde Barafu Camp (4.700 m.). Kibo simboliza la luz y la bondad; Mawenzi el mal y la oscuridad.

Si el Kilimanjaro no tiene dificultades técnicas para escalarlo, el dentado Mawenzi es la otra cara de la moneda. Sólo puede subirse mediante escalada y su roca, fácilmente disgregable y poco fiable, convierten su ascesión en difícil.

Quinto día. Salimos antes de la 1 de la madrugada con dolor de cabeza por el mal de altura. Al poco comenzamos a ver los primeros abandonos. Mucha gente, por el hecho de no tener que escalar, subestima la montaña. Un error muy repetido. Imagen del Kibo a las 6 de la mañana.

El glaciar más cercano con las primeras luces del día. Quedan aproximadamente 2,2 kms cuadrados de glaciares con unos espesores variables de hasta 40 metros de altura.

Son las 6:30, amanece sobre la sabana. Llegamos a Stella Point, donde se alcanza el cráter. Nos quedan algo más de 100 metros de desnivel.

Uno de los glaciares camino de la cumbre. Se estima que hace 12.000 años no había hielo y que estos aparecieron hace unos 10.000 años, logrando llegar a nuestros días gracias a "pequeñas edades de hielo" (largos periodos de tiempo con temperaturas inferiores a la media actual).

El interior del cráter parece una postal de la Luna, si no fuera por la nieve y el hielo.

Desde Stella Point hasta Uhuru Peak todavía quedan 40 minutos caminando sobre un suelo escarchado y gris.

Vista de la caldera principal, de unos 2,5 kilómetros de diámetro. Dentro hay un cráter más pequeño producto de la última erupción volcánica.

Uno de los mágicos glaciares del Kilimanjaro. El calentamiento global y la reciente actividad volcánica están fundiendo estos casquetes de hielo a un ritmo de medio metro por año. Se estima que para el 2050 hayan desaparecido.

Las buenas condiciones climáticas permitieron que bastante gente alcanzara la cumbre ese día.

La típica imagen del grupo en el cartel que señala el punto más alto del continente africano: Uhuru Peak, 5.895 m.

La ruta Mweka, usada para bajar, atraviesa enormes extensiones de brezal.

Nada más llegar al campamento de Mweka, a 3.100 m. Cansado pero feliz. Aquí pasaremos la última noche en el Kilimanjaro.

Sexto día. Otra vez dentro de la espesa selva. La senda de bajada está escalonada para evitar que se destruya en la estación de lluvias. Llegamos a Mweka Gate, donde nos recogerá el coche para llevarnos a Moshi y bebernos unas cervezas marca Kilimanjaro.




1 comentarios:

carlos dijo...

Enhorabuena por conseguir tu objetivo y por el reportaje. Cuando se pincha sobre las fotos se abren a un tamaño descomunal. ¡Muy chulo! No te va a quedar más remedio que hacer una proyección. De nuevo enhorabuena.

 

centro excursionista de caudete Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates