lunes, 29 de junio de 2015

TRAVESÍA DENIA-CAMPELLO EN KAYAK

TRAVESÍA DENIA-CAMPELLO EN KAYAK
Dia 1
               El viernes iniciamos esta travesía que en principio tenía pensado hacer en solitario. Miguel Ángel, que es de mecha corta, se animó enseguida.
Así que dejamos el coche en Denia, al lado del club náutico, junto a la playa. Estibamos todo, que no os podéis imaginar lo que cabe (más en el mío que es más largo que el de Miguel Ángel), y pusimos rumbo a Cova Tallá. Mar tranquilo y visita con frontal incluido a Cova Tallá.
Eso de introducirse con el kayak en esta cueva siempre me llama la atención.
Continuamos y nos topamos con la primera dificultad. El viento soplaba de cara y nos iba haciendo lenta la progresión y el cabo de San Antonio nos brindó unas olas entrañables pero como venían frontales se pudieron negociar sin sustos, aunque había que estar alerta.
Seguimos y descansamos en Jávea con un mar de plato  increíble. Hay una cueva, al final de la playa donde comimos a la sombra y encima de la cueva hay un chiringuito para comprar las cervezas y el café. Perfecto. Km: 12.7
Salimos y el aire ya soplaba con más fuerza y nada más cruzar el cabo Prim, la cosa se puso fina. El aire nos dejaba avanzar muy poco, y cuando alcanzamos la isla del Portichol, la playa tenía un desembarque nada apetecible. Así que retrocedimos un poco,  y no veas cuando el viento nos dio por la espalda cómo corrían los kayaks. Buscamos abrigo frente a la isla del Portichol, y ahí pernoctamos con unas vistas geniales y bastante protegidos del viento.
Total acumulado 18 Km

 Saliendo de la playa en Denia
 Cova Tallá

Descansando en Jávea, en la cueva y a la sombrita


 Antes de cruzar la Punta Prim, el mar tranquilo como se puede apreciar, Nada más volver, el panorama cambió, y cualquiera sacaba la cámara
Tuvimos que parar aquí, frente a la isla del Portichol, el viento hacia el otro lado era demasiado fuerte
Dia 2
Tempranito arriba, un poco antes de las 8 estábamos paleando. El amanecer desde el vivac una maravilla, y el mar un plato perfecto y nada de viento.
Bordeamos la isla del Portichol y continuamos hasta el cabo de la Nao. Visitamos el bovedón que hay debajo del cabo  y seguimos disfrutando  de un mar tranquilo y un paleo muy agradable. Cruzamos por el espectacular paso de la playa del Ambolo y  visitamos la cueva,  y poco después llegamos a la Granadella. Cervecita, frutos secos y seguimos alucinando de un mar en calma. Paramos de nuevo en la cala dels Testos o de Benitachel (hay tres calas para detenerse). Nosotros paramos en la segunda que no había nadie y parece que estás en el Caribe.
Seguimos hacia Moraira y comimos en un bar un menú.
Continuamos la ruta y antes de dar la vuelta al Peñon de Ifach hicimos otro descansillo.
La vuelta al peñón con el mar movidito y las olas que nos generaron un par de barcos nos hizo estar alerta de nuevo. Volvimos a descansar en Puerto Blanco, antes de volver a pelearnos con el mar picado de en el morro de Toix.
Pernocta en la segunda cala del racó del Corb (hay sitio para dos tiendas pequeñas).
Distancia recorrida: 39 km. Acumulado: 57 km.
 Amanecer del primer día
 Bordeando la Isla del Portichol


 Cueva del cabo de la Nao
 Paso entre la isla del Descubridor y la playa del Ambolo
 Cueva en las cercanías de la Granadella
 Arriba y abajo la cala de Benitachel



 Enfilando hacia el Peñón de Ifach

Pernocta frente al Mascarat, cala del Racó del Corv




Imágenes de espelotemas de una sorprendente cueva durante el recorrido que hay que cuidar con extremo cuidado para que todos podamos disfrutarla







Día 3: como había que recuperar el retraso del primer día, a las 7.30 estábamos remando sobre una balsa de aceite. El paleo era agradable, pasamos junto a la isla de la Olla, y menos mal que no se nos ocurrió venir a dormir aquí (hubiéramos tenido un comité de recepción de gaviotas numeroso y con la simpatía que les caracteriza).
La travesía discurrió todo el tiempo sobre un mar casi de plato, salvo la Punta del Albir, que estaba bastante picado. El descanso lo hicimos  a mitad de Serra Gelada, en la cueva vivac (que por cierto, hay gente verdaderamente cerda, que llena de botellas y de porquería cualquier sitio que visita). Dimos un bocado en las pequeñas calas nudistas que hay después de la cala de Finestrat (calas del Racó del Conill), comimos en la playa de Torres, y de ahí a Campello. Los últimos Km, desde la Merced hasta Campello se hicieron bastante pesados. Hicimos 48 km en una jornada. Pasadas las 18 horas llegamos a Campello. Después de las 18.30 estaba cogiendo un tren para Denia para traer el coche hasta Campello, recoger los kayaks y a Miguel Ángel y regresar a Caudete, pasadas las 12 de la noche. Hay que calcular que desde que se coge el tren hasta que vuelves pueden pasar en torno a 4 horas.

El total acumulado fue de 105 km, una travesía espectacular que nos ha dejado un gran sabor de boca.

 Cruzando la "balsa de aceite" frente a Altea
 Llegando a la cala de Serra Gelada
 La cala de Serra Gelada, por cierto con más basura de la que nos gustaría. No me explico que tipò de GENTUZA ensucia un entorno así
 La cala de Serra Gelada
 El plato continúa.
 Llegamos a Benidorm. ¡Menudo cambio!
 Aguas cristalinas durante todo el recorrido
 Cala en la Vila. Un descanso antes de la última tirada que se nos hizo muy larga
Tras 48 km en el día, cansados pero muy contentos. Para mí era mi primera travesía. Ya en el tren estaba planificando la segunda. ¡¡ALUCINANTE!!






2 comentarios:

Schize Duciei dijo...

Muy buena actividad, las fotos estupendas.

Mintxo dijo...

Hola soy fermin, pedazo travesía mas molona!!

 

centro excursionista de caudete Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates